gatos

Asma en Gatos ¿Cómo detectarla?

Si te has fijado en que tu gato tiene algún problema en su respiración, que tose mucho o que hace sonidos como ligeros silbidos, es probable que se trate de asma en gatos.

El asma felina es una de las patologías respiratorias más comunes en los mininos. Esta se encuentra entre las enfermedades más diagnosticadas, y puede resultar mucho más peligrosa de lo que parece.

En los felinos que la padecen suele provocar tos, ronquidos así como dificultad para respirar. Y puede ser causada por diversos factores.

Si quieres saber más acerca de esta enfermedad y sus síntomas en gatitos, las causas y los tratamientos, no dudes en continuar leyendo este post.

¿Cómo se manifiesta el asma en los gatos?

  • Dificultad para respirar o Disnea. La dificultad se hace más presente en la espiración que en la inspiración.
  • Tos bastante intensa. Tanto que puede provocar arcadas a tu gato. La tos cuando tiene asma es muy particular, como si se hubiera tragado algo, se estuviera asfixiando con eso y buscara expulsarlo con esa tos intensa…
  • Respiración acelerada y además superficial. Debido a  la falta de oxígeno, el gatito estará en la búsqueda constante de aire. Es probable, si el caso de asma es muy grave, que respire con la boca abierta ya que el aire que le ingresa por su nariz no le basta.
     
  •  

  • Sibilancia o cualquier tipo de ruido agudo causado por el paso del aire en los bronquios inflamados y estrechos.
  • Las mucosas toman un tono violáceo por la falta de oxigenación que presenta.
  • El gato evitará moverse por la falta de oxígeno. La falta de aire le resta energía y el gato se verá agotado.

Síntomas y causas del asma felina

Si tu mascota presenta estos síntomas, es muy probable que esté presentando un cuadro de asma felina, por lo que debes llevarlo a una clínica veterinaria de forma inmediata para que puedan tratarlo lo más pronto posible, y así evitar que empeore.

Recuerda que, si se le diagnostica la enfermedad a tiempo, un gato con asma puede tener una vida muy normal. De no hacerlo a tiempo, podría causar un deterioro grave en su sistema respiratorio.

Las arenas tradicionales pueden ser un factor de origen

El asma suele desencadenarse por una alergia con reacción exagerada en el minino.

Pero ¿cuáles son los agentes que pueden provocar esta alergia? La inhalación de sustancias que causan irritación en las vías respiratorias: sustancias como el humo de tabaco, el polen, el polvo, algunos productos de limpieza, ambientadores, aerosoles, el moho, la contaminación ambiental y, en general, los ácaros.

También la arena tradicional felina puede causar fuertes alergias en los gatos, llegando a provocar bronquitis o asma agudo.

Existen productos alternativos como los lechos naturales a base de madera. Además de su gran poder de absorción, los pellets para gatos tienen propiedades hipoalergénicas y no generan polvo ni molestias a tu mascota.

Aquí puedes ver nuestra gama de productos.

Tipos de asma en gatos

Se puede clasificar en dos: asma aguda y asma crónica.

  • El asma aguda aparece en la etapa inicial. El gato presentará dificultades respiratorias primeramente por la inflamación de las vías, lo que ocasionará una etapa de estrés.
  • El asma crónica tiene lugar cuando el asma aguda se agrava. Es entonces cuando la inflamación llega a los pulmones y la broncoconstricción es mucho más severa. Por lo general se trata a largo plazo.

Tratamientos del asma en gatos

Al igual que con humanos, el tratamiento del asma en gatos se basa en el control de los ataques agudos, para prevenir que se genere una gran inflamación y de lugar a tos y dificultad respiratoria.

Como ya mencionamos, si notas alguno de los síntomas de asma en tu gato, debes llevarlo de forma inmediata a urgencias.

El veterinario procederá a estabilizarlo en caso de que la respiración se le dificulte demasiado. Lo primero que se suele hacer es colocar oxígeno con una mascarilla o simplemente ingresando al minino en una cámara de oxígeno.

Además, le recetará algún tratamiento en base a broncodilatadores y corticoides para abrir lo máximo posible las vías respiratorias y proporcionarle oxígeno al gato para que pueda respirar mejor.

Quizás también te pueda interesar: ¿Cuál es la mejor arena para gatos?

Es importante que sepas que, si tu mascota tiene asma, puede agobiarse por el hecho de no poder respirar. Los nervios de tu gato crecerán, cosa que empeorará su situación ocasionando que respire mucho peor. Por esta razón muchas veces se seda al animal.

Para resumir, el tratamiento dependerá del tipo de asma. Si es aguda se debe buscar la manera de controlar el episodio. Siempre minimizando el estrés y los nervios del felino, proporcionando oxígeno y dilatando los bronquiolos. Se recetará un tratamiento con prednisolona u otro tipo de esteroides y además broncodilatadores de acción rápida.

En cuanto al asma crónica en gatos, se trata de minimizar la inflamación de los pulmones y además reducir la broncoconstricción. La prednisolona y los esteroides son los tratamientos más utilizados.

Prevención del asma en gatos

Es importante que evites el uso de alérgenos y contaminantes, así como que mantengas tu hogar libre de polvo, ya que es uno de los principales causantes del asma.

  • Al igual que los humanos, los gatos, y cualquier animal,pueden ser fumadores pasivos. El humo del tabaco delante de tu mascota puede ser dañino, evítalo. 
  • Elige un lecho para su arenero que no desprenda demasiado polvo y busca alternativas naturales.
  • Evita el sobrepeso en tu gato.
  • Lleva a cabo estas prevenciones para cuidar de tu minino aunque ya haya sido diagnosticado con asma.
  • Recuerda llevar a cabo un control de su salud. Si notas los síntomas que te mencionamos anteriormente, llévalo de inmediato a tu veterinario de confianza.

Quizás también te pueda interesar: Arena Ecológica y Biodegradable para gatos

Y con esto hemos llegado al final del artículo asma en gatos, esperamos que la información te haya sido de gran utilidad y te invitamos a compartirlo con otro catlover al que le pueda interesar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *