conejos y roedores

¿Cómo hacer feliz a un conejo? Ideas y recomendaciones

Los conejos suelen ser un poco asustadizos y huidizos al comienzo, pero una vez se adaptan, te aseguramos que serán la mejor compañía que puedas tener.

Antes de traer un conejo a casa, es importante que seas consciente de la atención y cuidados que necesita darle la mejor vida que puedas.

Si bien son una bola de ternura, no son un  juguete, por lo que debes asesorarte muy bien.Un elemento fundamental para que un conejo tenga una vida plena y feliz  es darles tiempo y dedicación.

Lo primero es que tengas tiempo para él y que seas capaz de correr con todos los gastos que conlleva el tener un conejo en casa.

Compañía y felicidad en un conejo

No solo basta con darles de comer y beber, hay muchas otras cosas que contribuyen a su bienestar como las visitas al veterinario, los elementos para mayor comodidad en casa, un correcto lugar de aseo… Además de atención, cariño y tiempo.

Para que sea feliz tienes que jugar con él, procurar que tenga sus dosis de ejercicios diarios y que lleve una vida saludable. Debes pasar tiempo con él y, en caso de que tengas que dejarlo solo por algunas horas de forma frecuente, también puedes optar por otro conejo para que le haga compañía.

Por lo general a los conejos no les gusta estar solos y si se quedan así por mucho tiempo pueden llegar a sentir tristeza, algo que a lo largo puede afectar a su salud.

Conocer su naturaleza

Es fundamental conocer la naturaleza y comportamientos de tu conejo, de esta forma sabrás cómo ganarte su confianza, cosa que puede resultar difícil, pues es más complicado que ganarse la confianza de un perro o un gato.

Esto es sencillo de explicar: los conejos son una presa por naturaleza. Por lo que tienden a desconfiar de todo y más de los seres que son más grandes que ellos.

Para ganarte su confianza debes hacerle entender que no eres un depredador, que solo quieres cuidarlo, que eres su amigo y no planeas atacarlo.

Reconoce todo aquello que lo incomoda o pone nervioso y evítalo para ganarte su cercanía.

Un lecho natural y de calidad, es igual a conejo feliz

Los conejos de por sí detestan en un principio que los alcen del suelo, por lo que debes evitar hacerlo de buenas a primeras, ya que si lo haces solo conseguirás que te teman y huyan de ti.

Un buen momento para acercarte a él es justo después de comer, ya que se encontrará mucho más relajado y receptivo, así que aprovecha ese momento para relacionarte con tu conejito poco a poco.

Es muy importante procurarle la mejor higiene en su camita, para que se sienta a gusto. Opta por un lecho de calidad extra como Pets Bioforestal, totalmente natural y ecológico. Te contamos todo lo que nuestro lecho de pellets puede ofrecerle a tu conejito>>> Pellets para conejos

Debes también saber que si un conejo está asustado tratará de esconderse, incluso puede que se ponga algo agresivo.

Para que confíe en ti y se sienta augusto en el espacio donde habita, es importante que lo dejes explorar el entorno, que lo identifique y se familiarice con este. Puedes supervisarlo para evitar cualquier accidente o su escape, pero es muy importante que no lo atosigues. Ellos necesitan espacio, y debes respetarlo. Déjalo olfatear, que salte, que muerda por su cuenta…

Quizás te puede interesar: Mi conejo se hace pis por todos lados ¿qué hago?

¿Cómo hacer que no te tema?

Para lograr una buena relación con tu conejo debes tener mucha, pero que mucha paciencia, además de comprensión. Poco a poco, y siguiendo los pasos adecuados, lograrás hacer que tu conejo confíe en ti y que además sea cariñoso.

Cuando vayas a relacionarte con él, colócate a su altura, siéntate o recuéstate en el suelo, de esa manera no lo intimidarás con tu tamaño. Solo dedícate a observarlo y deja que la curiosidad lo haga acercarse a ti, sin presionarlo.

Si se muestra demasiado tímido puedes ofrecerle algún alimento que le guste y que sea saludable. Cuando se acerque a comer acarícialo suavemente, no hagas movimientos bruscos, de esa forma poco a poco se acostumbrará a tu contacto y presencia.

Evita cogerlos y elevarlos a menos que sea muy necesario, ellos odian eso, y si ven que lo haces lo que lograrás será alejarlo de ti.

Háblales suavemente, evita gritar o hacer sonidos estridentes, esto los espanta. Intenta trasmitirle solo tranquilidad y relajación. Debes saber que, si metes la pata con un conejo, puedes tirar por la borda todo el esfuerzo logrado y retrasar los avances.

Quizás te puede interesar: Conejo y embarazo

Cosas que no debes hacer a tu conejo nunca

Tanto si quieres ganarte su confianza, como si ya la tienes y quieres mantenerla, debes evitar lo siguiente:

  • Nunca te acerques por la espalda o de sorpresa, eso los asusta.
  • Uno de los juegos prohibidos para con los conejos es el de perseguirlos, esto solo hará que se sienta una presa siendo cazada, te comenzará a ver como un depredador y perderá la confianza en ti.
  • No le grites, por nada del mundo.
  • No lo fuerces a ser cariñoso contigo, deja que él por iniciativa propia se acerque a ti y te de cariño.
  • Si ves que el conejo se encuentra nervioso, evita tratar de tocarle la cara, la nariz o la barbilla, pues este te puede morder. Además, tomará ese gesto como que quieres dominarlo.
  • Si está en su jaula e intentas sacarlo pero este no quiere, no lo fuerces, deja que se tranquilice.

¿Cómo saber que nuestro conejo es feliz con nosotros?

Es muy importante saber leer sus reacciones. Si nos familiarizamos con ellas nos será muy fácil entender qué quiere expresar y saber cómo se siente, así que presta mucha atención a sus acciones.

Por ejemplo, si tu conejo es feliz jamás te gruñirá, al contrario, hará sonidos más suaves y melosos como una especie de ronroneo, cuando lo haga, puedes aprovechar para acariciarlo.

Quizás te puede interesar: Plantas peligrosas para los conejos

Si tu conejo se siente feliz se sentirá muy cómodo y buscará el contacto. Puede que te busque por casa y cuando lo haga, comience a golpearte con su cabecita, o puede que intente trepar por tus piernas, como una forma de llamar tu atención para que juegues con él.

También permitirá que lo acaricien, y puede que comience a frotar su nariz con tu mano y lamerla. Todo eso es signo de que se siente realmente bien, de que es feliz, de que confía en ti y te quiere.

Y ya hemos llegado al final del artículo de cómo hacer feliz a un conejo, esperemos que te haya sido útil la información. Te invitamos a compartir el artículo y a dejar un comentario si tienes alguna experiencia que quieras compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *