gatos

Depresión en Gatos, síntomas y Causas

La depresión es un trastorno que no solo afecta a los seres humanos, los animales también pueden padecerla.

Los gatos a pesar de ser unos animales que se caracterizan por ser independientes y solitarios. Son bastantes sensibles y perceptivos con los estados de ánimo de sus cuidadores, incluso, pueden llegar a replicarlos.

La depresión es un trastorno que hace que quien la padezca sufra una inmensa tristeza, un fuerte abatimiento. Y los gatos puedes sufrir este estado anímico, es decir, la depresión en gatos es muy posible, y estos pueden desarrollarla si llegan a sufrir algunos cambios drásticos en su rutina.

Para detectar o identificar la depresión en los mininos, es importante que les prestes especial atención. Pues estos suelen realizar o, más bien, dejar de hacer ciertas cosas que son habituales en su comportamiento y en su rutina de cada día.

Por ejemplo, si tu gato ya no quiere jugar, o pierde el apetito, o se muestra demasiado apático todo el tiempo, deberías preocuparte. Estos signos podrían ser señal de una posible depresión.

Si quieres conocer más señales de depresión en tu gato, qué puede causar este padecimiento y algunos consejos para que sepas manejarlo de una forma adecuada, continúa leyendo.

También te puede interesar este artículo:  ¿Mejor arena para gatos?

Síntomas depresión en gatos

Lo primero que tienes que hacer para poder detectar este tipo de afección en tu gato rápidamente, es conocer su forma de ser, esto es algo indispensable a la hora de detectar algún cambio emocional en tu gato.

Esto a veces no es suficiente para detectarla, bien porque tu gato es muy tranquilo y no hace cosas que ayudan en el diagnóstico del trastorno emocional o porque ha llegado recientemente a tu hogar, por lo que no conoces su comportamiento habitual.

Mencionaremos algunos síntomas para ayudarte con el diagnóstico de depresión en cualquier gato. Pero debes tener en cuenta que quizá no se trate del trastorno en sí, sino que sea algún episodio de tristeza por algún motivo.

Vamos a enumerar los más importantes:

  • Alteración en su carácter, tu gato puede pasar de ser tranquilo a mostrarse con miedo, agresivo e incluso puede tender a ser destructivo.
  • Dormirá muchísimo más de lo normal.
  • No será muy activo, disminuirán sus ganas de jugar o de realizar alguna otra actividad física.
  • Se volverá mucho más arisco y apático con las personas con las que suele relacionarse.
  • Mostrará menos interés o tendrá poca reacción a los distintos estímulos.
  • Puede no querer afilarse las uñas o puede ocurrir lo contrario y afilárselas en exceso.
  • Descuidará su higiene, dejará de acicalarse, o como en lo anterior, lo hará compulsivamente.
  • Perderá el apetito.
  • Puede maullar excesivamente sin parar.
  • Se volverá muy descuidado, y orinará y defecará en cualquier lugar y no en su arenero o en el lugar en donde determinado para realizar sus necesidades.
  • Se esconderá por mucho tiempo.

Los síntomas anteriormente mencionados, pueden ser claros signos de una posible depresión en tu gato. Sin embargo, también pueden indicar algún otro problema de salud, puede manifestar estos síntomas por alguna otra dolencia que padezca el pequeño minino.

Por esto se recomienda que, si notas alguno de estos síntomas de forma prolongada y nada de lo que hagas en casa funcione para mejorar el ánimo de tu gato, llevarlo a un veterinario, para así descartar alguna otra enfermedad.

Mi gato está triste ¿qué le pasa?

Los mininos son bastante propensos a sufrir fuertes cambios de ánimos, que harán que deje de limpiarse a si mismo, a esconderse, actuar muy despreocupado, a no querer comer, a no querer jugar, y esto puede deberse a diversos motivos.

Un cambio de hogar o de familia, la muerte de algún compañero o humano, la constante soledad, pueden causar una fuerte tristeza en tu gato.

También te puede interesar este artículo:  Bolas de pelo en los gatos. Un problema serio

Causas de la depresión en los gatos

Para poder determinar el porqué, debemos tomarnos la molestia de repasar los últimos acontecimientos que pudieron afectar el estado de ánimo de los mininos.

Sin embargo, hay unas causas que, por lo general, son las que de forma más frecuente desequilibran el estado emocional de nuestros gatitos:

  • Mudanza y cambio de residencia: esto sin duda puede ser un acontecimiento impactante en la rutina de nuestros gatos y a pesar de considerarse independientes y solitarios, estos se apegan a sus hogares.
  • Cambio de familia: al igual que con el cambio de residencia, esto puede ser una causa de tristeza en los gatos, como te dijimos, estos se apegan mucho a sus hogares (son muy territoriales), y sobre todo a las personas que los cuidan. Así que si los alejan de las personas que los han cuidado pueden deprimirse.
  • La soledad: si bien es cierto que los gatos disfrutan su independencia y su tiempo a solas, no les gusta para nada sentirse solos por mucho tiempo. Ellos necesitan atención y compañía, y cuando carecen de esta en exceso, pues se pueden deprimir, ellos se sentirán tristes.
  • Enemistad con algún miembro de la familia: cuando no se lleva bien con alguna persona o algún animal que viva en la misma casa, el gato tiende a alejarse, porque siente desconfianza y no le agradará estar en su presencia.
  • La llegada de un nuevo bebé: esto puede poner algo celoso al gato, no es secreto para nadie que un bebé requiere de muchas atenciones, y posiblemente lleguen a descuidar un poco al gatito. Esto hará que se sienta desplazado y dejará de ser el centro de atención.
  • La llegada de otra mascota: al igual que con la llegada de un bebé, pueden sentirse desplazados por el nuevo amigo, cosa que genera gran tristeza en los gatos. Así que, si decides adoptar otro gato o perro, no cambies el trato con tu gato, sigue dándole las mismas atenciones de siempre.
  • Alguna enfermedad: La presencia de alguna enfermedad o dolencia en tus gatitos puede tener una gran repercusión en el estado de animo de este. Las enfermedades pueden provocar un desanimo terrible en los mininos y gran tristeza. Son expertos en ocultar el dolor.
  • Estrés y ansiedad: hay ciertas circunstancias que pueden provocar mucha ansiedad y estrés en tu gato, como, por ejemplo, las peleas, los castigos y las malas atenciones hacia él, también el que lo prives de ciertas cosas. Lo que a su vez afecta su estado de ánimo y les puede generar tristeza.
  • Algún evento traumático: cada experiencia que vivan los gatos, genera una reacción en ellos, sobre todo en su estado de ánimo. Eso quiere decir, que si estos han sufrido alguna agresión o experiencia traumática es muy probable que sientan una profunda tristeza, miedo y llegar a la depresión.

¿Cómo curar la depresión en los gatos?

La depresión, en cualquier ser vivo se debe tratar principalmente con mucho apoyo, comprensión y cariño. Esto ayudará a sobrellevar y superar aquellas cosas que los sumergen en grandes tristezas.

Los gatos no son seres asociales como muchos creen, simplemente son un poco más independientes que otros animales y requieren y reclaman su propio espacio en ocasiones. Sin embargo, son mucho más cariñosos de lo que parecen y necesitan sentir ese cariño, sentirse parte de algo, de una familia.

Dedícale tiempo, intenta jugar con él, acarícialo, háblale de forma dulce, hazlo sentir querido, estrecha mucho más el lazo que compartes con él. Si está en depresión evita regañarlo. Cómprale nuevos juguetes con los que pueda activarse de nuevo, juguetes interactivos.

Es muy importante que su arenero esté limpio y el uso de un lecho natural y ecológico , esto ayudará a su bienestar.

Para cuidar su salud  >> arena de pellets natural para gatos

Puedes también optar por un compañero para tu gato. A veces la compañía de otro animal, sea un gato u otra especie, mitigará un poco la tristeza de tu gato, pero debes acostumbrarlo poco a poco a la presencia del otro.

Si se tiene más de un gato en casa, o algún otro animal, asegúrate de que entre ellos no existan tensiones. Para una mejor convivencia y evitar el estrés entre ellos, asegúrate de que cada uno tiene su espacio propio.

Es importante que tu gato se sienta augusto, así que trata de adaptar tu casa para mayor comodidad de tu gato. Haz de tu casa un lugar cómodo, cálido, donde se pueda desenvolver bien y pueda realizar las actividades que por su naturaleza les gusta hacer como trepar o esconderse.

Si se puede, deja que tenga contacto con el exterior, esto le ayudará a relajarse y a no sentir ansiedad ni estrés, se sentirá libre. Claro, asegúrate de que al salir no corra ningún riesgo de ser atropellado ni envenenado. Hazlo siempre que se posible y que no pueda perderse. Por ejemplo un jardín o un sitio controlado.

También puedes suministrarle algunos estimulantes para gatos, como hierba gatera o catnip.

Y con esto hemos llegado al final del artículo, espero que te haya ayudado y servido mucho esta información acerca de la Depresión en gatos. Si quieres añadir algo o contarnos tu experiencia, no dudes en participar en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *